Rehabilitación y ampliación de una vivienda vernácula en Ames

El dominio excedido. el conflicto entre la prexistencia y el programa ampliado.

La arquitectura dentro de la arquitectura y lo que no cabe*

Pertenecemos, ya casi todos sin excepción, a la cultura occidental del exceso, un comportamiento que avanzaron y denunciaron Guy Debord y los situacionistas a comienzos de los 60s del SXX. Una sociedad de consumo que llenó nuestras casas de objetos innecesarios que sin embargo transformaron los programas haciendo que el proyecto del habitar doméstico se tuviera que ocupar de este problema a partir de entonces. Pero más allá del exceso de la acumulación de las cosas está también el exceso provocado por la acumulación de dimensiones, normativas y programas mixtos de residencia y trabajo que antiguamente eran inexistentes o poco probables.

El problema del exceso como sobredimensionado del programa original de un edificio, sin embargo, no es estrictamente un tema contemporáneo, en relación a la sociedad del consumo, sino que se solapa con uno de los temas fundamentales de la arquitectura, el paso del tiempo y la sobreposición de nuevos usos y programas sobre anteriores figuras y prexistencias. La convivencia entre la preexistencia y las nuevas necesidades, lejos de lo que normalmente la historia nos cuenta, no siempre se hace por la fuerza, con una sobreposición dura y aniquiladora del modelo original, sino con la espontaneidad e inmediatez de lo necesario, tal como hace la arquitectura vernácula.

01Ames

Memoria. Rehabilitación y ampliación de vivienda.

Una construcción doméstica completamente arruinada que debe satisfacer los usos de vivienda con todos los estándares contemporáneos de confort y normativa, dentro de una trama o tejido vernáculo del lugar de Biduido, Bertamirans. Ames. La construcción original es parte indisociable y componedora de la imagen y geografía del rueiro que estructura el caserío tradicional.

La propuesta de arreglo pasa por la dedicación de cada uno de los espacios interiores de la construcción original, a acceso, cuarto de guardaropa-lavandería,baño, cocina y estar-comedor en planta baja y en planta alta, a dormitorios, tres y baño común. Toda esta zona sobre la planta original en nada debe alterar, por normativa de protección, la sección o arquetipo original tradicional. Sin embargo los requerimientos de programa de la propiedad, que deben trabajar en el mismo edificio y necesitan espacios relativamente segregados, pero próximos a la vivienda, y que en caso de interiorizarse en la planta original del edificio desvirtuarían la limpieza espacial de las zonas domésticas anteriormente descritas hacen que la planta deba crecer y expandirse en la cota cero hacia el interior de la parcela. De esta manera esa parte del nuevo programa, los dos estudios de trabajo, son expulsados hacia el exterior de la planta en un crecimiento en doble burbuja que es forzado a relacionarse con las diferentes orientaciones de la parcela. En ese diálogo entre la forma de las piezas, externalizadas, proyectadas al exterior, se localizan otras entradas. Un diálogo sopesado y redibujado, mentalmente y por el proyecto, repasando arquitecturas vernáculas de otras latitudes y tiempos.

Desde la construcción, sustitución de la utilización de los sistemas tradicionales en el contenedor original por estructura mixta de forjados colaborantes de chapa grecada-hormigón que evitasen la aparición de pilares no adecuados la escasa dimensión de la planta, el acabado final que se proyecta al exterior con cubierta en teja tradicional, que mantiene el tipo tradicional hacia el rueiro y para la figura y parte del nuevo programa proyectado hacia el interior de la parcela muros de carga de termoarcilla y acabado Cotetherm con cubierta de zinc también sobre estructura de viguetas pretensadas.El hecho de que la parte del programa proyectado hacia el exterior se remate en una cubierta de pendiente cero en zinc, frente a la cubierta tradicional, se propone con la clara y sencilla intención de separar en el tiempo, la construcción acabada y la forma de los mecanismos ligados a unas nuevas necesidades frente a los sistemas preexistentes.

Obra: Casa del dominio excedido. Rehabilitación y ampliación de una vivienda vernácula en Ames
Localización: Ames. A Coruña
Autores: Luis Gil Pita – Cristina Nieto Peñamaria. ARQUITECTOS
Colaboradores: Mónica Balado (aparejadora de proyecto)
Constructores: Desarrolla Works.
Año: Julio 2013
Fotografías: Roi Alonso. Fotógrafo | Estudio Luis Gil-Cristina Nieto

Publicaciones
La voz de Galicia. Suplemento Yes

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail