Amueblamiento Estudio para la escritora Luisa Castro

Dentro de este espíritu está su trabajo en otro estudio, en este caso lo de la escritora Luisa Castro. El que en un principio no era mas que el encargo de mobiliario –librerías y mesa de trabajo– derivó en la creación de un lugar con entidad propia. Como los propios arquitectos señalan no se trata de una “zonificación del espacio” sino de una arquitectura dentro de otra arquitectura, idea que ellos mismos desenrollarán en su presentación.

Sólo quiero subrayar que en su método, y previamente al propio diseño, está la cuestión de las calidades del lugar como requisito para el pensamiento y la condición del propio trabajo de la escritora.

06 Luisa-planos-1

Es elocuente el dibujo que ilustra el programa de esta obra: una “barca para la creación” que navega entre fluirlo de las actividades cotidianos de la sala de estar y el mar de tejados que se divisan por la ventana ubicada “a babor” y a poniente. Toda la arquitectura contenida en dos librerías: en la de escritura una de las baldas se expande para conformar la tabla de trabajo en una relación de altura con respeto a la cadera de siempre de la escritora, a su espalda la otra librería cerrando el marco del lugar. Todo pensado para crear una “orden de las cosas” que remite al texto de Foucault sobre el tema, en el mismo se incide en la contraposición entre lugares confusos y oscuros y lugares reflexionados, “iluminados”. Tampoco debemos olvidar que “el lugar de la confusión” es un reflejo de nuestro interior, está dentro de nosotros y se manifiesta a través de un estado anímico que deriva en conducta acrítica e inconsciente.

En el texto ya citado de Jürgen Partenheimer los recuerdan que

“el requisito para un pensamiento y una acción colectiva es la coincidencia del contexto: lugar, obra y tiempo, y la claridad de la idea del contexto, cuya función se quiere concretar. Consecuencia de este requisito será entonces el lugar de la realización de la idea”.

En el caso del estudio de Luisa Castro el lugar ya contenía “un aroma”, los arquitectos sólo precisaron retocarlo que máxima levedade, como con humo –tal y como ellos dicen en la memoria del proyecto–. Tampoco está de mas citar otras dos imágenes que acompañaron sus reflexiones: El gabinete de San Jerónimo en las versiones de Durero y Antonello de la Messina.

Memoria descriptiva realizada por Álvaro Negro, artista plástico.

Proyecto: Amueblamiento Estudio para la escritora Luisa Castro
Localización: Santiago de Compostela. A Coruña, Galicia, España
Autores: Luis Gil Pita – Cristina Nieto Peñamaria. ARQUITECTOS
Constructores: Carpintería Maceira. Vedra
Año: Diciembre 2013
Fotografías: Estudio Luis Gil Pita – Cristina Nieto Peñamaría

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail