Nuevas bases para la personalidad. Intervención e interacción con una pieza de Ricardo Basbaum. CGAC

RBB8

Si se introduce una pieza acabada y cerrada como objeto definido en un ambiente doméstico es muy probable que acabe formando parte del lugar, de ese mapa interior, república nada independiente como se publicita últimamente, de la ciudad. Si la pieza es de pequeña escala, muy probablemente acabará como objeto sin uso, tal vez decorativo, y en el peor de los casos dentro de un cajón…. Si la pieza como la que propone Basbaum es inescondible (no existe la palabra) debido a su escala no tendremos más remedio que procurarle una función-vocación. Esa función por comparación de tamaño habrá de llevarse bien y establecer conexiones con el resto de las piezas de la casa, con las de mobiliario (cama, asiento, etc.), con las tecnológicas (televisión, ordenador personal, etc.), con las sanitarias de la cocina y baño (fregadero, inodoro, etc.), en caso contrario estará condenada a bajar a la calle para la recogida de elementos no degradables el primer miércoles que se tercie…

Hemos encontrado el uso que mejor nos satisfacía, y que no teníamos hasta hoy. Una mesa desmontable de dos niveles que nos hace de guardacosas en la cota intermedia y que hacia la noche se nos despliega en lámpara-mesita de acompañamiento para el diálogo nocturno con el Sr. Basbaum. Ciertas referencias clásicas al fuste y acanaladuras del pie de apoyo nos llevan a elevar la pieza a la categoría de capitel, allá arriba donde está lo inalcanzable de las sutiles propuestas que hacen los verdaderos artistas y de esa manera hemos librado al objeto propuesta de su destino de los miércoles….

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail