Restauración de Fonte do Mercado. Caldas de Reis. Pontevedra

Restauración de la fuente de la plaza de abastos de Caldas de Reis.

“Más duro que la muerte es el olvido”.

Emilio Lledó

La fuente del mercado de abastos de Caldas se restauró dentro del marco del programa municipal “Fontes no Camiño”, que propone rehabilitar y poner en valor las fuentes históricas que se encuentran a lo largo del recorrido del Camino Portugués a su paso por la villa de Caldas de Reis.

La fuente de la plaza de abastos, situada en la fachada principal del edificio que da a la calle Real,  está protegida en una hornacina en el arco central de la misma, culminada por una semicúpula revestida de cerámica vidriada en esmalte dorado, dándole un carácter monumental y una singularidad escenográfica al conjunto.

Todo el edificio de la plaza de abastos fue construido por el Concello en 1929, gracias a la donación personal de un emigrante caldense, Juan Fuentes Echevarría, que vivió en la ciudad argentina de Rosario y desarrolló importantes negocios agrícola y ganadero, siendo conocido como el Rey del Maíz. Juan Fuentes Echevarría (1852-1934), no fue sólo un destacado benefactor para Caldas, sino que también sigue siendo una referencia en la ciudad argentina de Rosario, donde construyó en 1927 uno de los edificios históricos más emblemáticos y lujosos de la ciudad, el Palacio Fuentes, que destaca por sus 60 metros de altura, su estructura innovadora y su rica decoración exterior e interior.

Las obras de la plaza de abastos supusieron una inversión cercana a las 130.000 pesetas de la época, y un año después, en 1930, se ampliaron con las obras de la fuente monumental con una inversión complementaria de 23.300 pesetas, importe que donó también D. Juan Fuentes. El arquitecto redactor del proyecto original y director de ambas obras fue Juan Argente Navaja.

En la Plaza de Abastos que donó a Caldas quiso dejar un recuerdo permanente para su madre y su tío, a cada uno de los cuales le dedicó en la fachada de la plaza un bajorrelieve en bronce con su efigie, obras del célebre escultor Acuña.

Este hecho, el del homenaje explicito a la memoria de su madre, junto al descubrimiento de una antigua fotografía del estado original, nos llevó, de una doble forma, a retomar la referencia, ya usada en la obra de rehabilitación de la Casa Museo Rosalía de Castro, de la reflexión de la arquitectura como Cuerpo-Mujer buscado en los planteamientos de la artista Louise Bourgeois.

Por un lado, y al contrario de lo que suele suceder en la mayor parte  de las fuentes que se apoyan en una formalización masculina, con el caño como elemento fálico, esta fuente presenta un cuerpo torax del que nacen dos senos de latón, que hacen de caños. Una forma de representación que, por un lado, y a propósito de la intención homenajeadora del benefactor a su madre, pensamos el arquitecto Juan Argente supo perfectamente interpretar a través de un simplificado torso de granito dorado de Caldas con bocas en campana representando unos senos maternos.

Por otro lado tal como tratan diferentes estudios antropológicos la reflexión de la fuente de agua para uso doméstico, como espacio-lugar de encuentro, que forzosamente pertenece a las mujeres, pues fueron y son siempre ellas las principales recolectoras del agua, todavía hoy en muchas partes del planeta. Debido a ello la mujer se convierte en la responsable de la salud de la familia, deja de estar escolarizada a edad muy temprana y es una de las principales víctimas ante la falta de este recurso natural, de ahí la importancia de estos lugares de encuentro.

La propia fotografía que sirve al proyecto como elemento justificativo para recomponer la figura de los vasos en la restauración de la fuente retrata a un conjunto de mujeres de muy diversas edades en la acción de esta tarea.

La rehabilitación integral de este espacio permitió restaurar los elementos de granito y forja deteriorados, recomponer  los encintados y limpiar el conjunto eliminando la costra biogénica y las oxidaciones que se apreciaban en muchos puntos. También le fueron devueltos como tarea importante los caños en forma de campanas o senos mediante una reproducción de los originales en latón, a través del trabajo artesanal del maestro latonero y tornero santiagués D. Ricardo de la Iglesia.

Finalmente fueron acondicionadas las instalaciones y fue mejorada la estanqueidad de la fuente para volverla a poner en correcto funcionamiento con el agua de manantial original y no la de traída como había sido alterado el suministro.

Los trabajos de restauración fueron informados favorablemente por el Comité Asesor del Camino de Santiago, y aprobados por la Dirección Xeral do Patrimonio Cultural de la Xunta de Galicia con un presupuesto total de 5729,17 euros con cargo al presupuesto municipal de 2016.

Con la recuperación y puesta en funcionamiento de esta fuente el Concello pretende contribuir a reforzar la imagen y proyección exterior de la Plaza de Abastos, como un referente del comercio local, y poner en valor el conjunto de la calle Real y el Camino de Santiago.

Proyecto: Restauración da Fonte do Mercado. Plaza de Abastos.
Promotor: Concello de Caldas de Reis.
Localización: Caldas de Reis. Pontevedra. Galicia. España.
Autores: Autores: Luis Gil Pita – Cristina Nieto Peñamaria. ARQUITECTOS, Aparejadora Mónica Balado,
Constructor: Ramón Suárez – Obradoiro Compostela Constructora / Renovatio Restauración – Forxa Chago, herrero- Ricardo de la Iglesia, maestro latonero.
Fotografía de proceso: Luis Gil Pita
Fotografía Final: Roi Alonso- Roi Alonso fotografía de arquitectura.
Año: 2016-17

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail