“Looking for Tanizaki” Adecuación de espacio de almacenaje como lugar de venta y recepción a clientes de Knitbrary

Knitbrary es el viaje de reconstruir humildemente la historia del tejido y una parte del diseño, repensar lo más básico, ver la raíz de las cosas, que expresa la necesidad de una revalorización universal de lo elemental que nos devuelva una contemporaneidad acertada, natural y coherente.

Knitbrary es el viaje más extenso conocido hacia y desde la escala de lo diminuto, el nudo realizado por el gesto creativo más sencillo que es capaz de hacer la mano, para buscar en acto radical-original el camino de una nueva expresión de la cultura del diseño. Un fractal que va de dentro a fuera y de nuevo a dentro para estar y mantener constantemente la tensión necesaria del momento creativo.

_MG_1815

En el año 2013 la firma de punto en punto Knitbrary se propuso la adecuación del espacio de semisótano de sus oficinas, originalmente almacén para ser convertido a espacio de comercialización privada de sus prendas y también circunstanciales o temporales convocatorias en forma de pop up store. El espacio arquitectónico ya se encontraba completamente definido por unas obras previas al arrendamiento acometidas por los propietarios del inmueble.

Este espacio ya conformado, se mostraba solo en apariencia, formalmente neutro, pues  las condiciones previas de iluminación artificial y los acabados satinados de las diferentes superficies de pared y suelo, interferían de manera importante en la percepción del producto a exhibir.

Una iluminación sobredimensionada a base de lámparas fluorescentes continuas y la fatal colaboración de los brillos provocados por esta luz en  el barnizado masivo de una solera de hormigón, alteraban la neutralidad que los tejidos naturales de la marca Knitbrary demandaban para su lectura y comprensión.

Así la propuesta de adecuación valoró el trabajo sobre estos dos hándicaps iniciales, luz y brillo innecesarios, para apagarlos -como si estuviésemos releyendo a Tanizaki- y conseguir una máxima transformación bajo parámetros de una mínima actuación. En este sentido la máxima transformación que uno consigue en arquitectura por casi nada viene de barrer y cambiar las bombillas en la preexistencia…poco más.

Con esa lógica fueron sólo dos las  intervenciones menores que se proponen en contra del principal condicionante expresado los altos brillos en el suelo y la atmosfera de luz reverberante general, que pesaban tanto en la percepción de las prendas a exponer.

Por un lado se retiraron por pulido los barnices de la solera de hormigón hasta abrir el poro como quien barre y barre hasta retirar esa capa para matar la luz y el reflejo indeseado. Por otro lado se retiró la densa atmósfera de luz continua de la barras sustituyéndolo por una iluminación puntual y casi doméstica a base de globos suspendidos de soporte de latón de comienzos de s.XX.

Al final la impresión del trabajo es la de estar limpiando por continua frotación la plata, pero esta vez subvirtiendo su objetivo, y en vez de ir en la búsqueda del brillo, ir solo  en la procura de lo apagado, lo mateado, siendo el único brillo el de las prendas de Knitbrary.

Proyecto: Adecuación de espacio de almacenaje para espacio de venta y recepción a clientes de Knitbrary firma de punto
Arquitectos: Luis Gil Pita-Cristina Nieto Peñamaría
Colaboradores: UnDo ReDo mobiliario, Roi Alonso
Año: 2013-14
Emplazamiento: A Coruña, España
Fotografías: Roi Alonso Fotógrafo. Estudio Luis Gil-Cristina Nieto

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail