Restauración de la Fonte do Campo da Torre

Las obras de Fonte da Torre se enmarcan en un programa municipal de puesta en valor de las fuentes del Camino de Santiago Portugués, denominado Fontes no Camiño que corresponden al segundo bienio de acciones 2018-19 después de ejecutadas en 2016-17 las fuente de A Burga, y del Mercado de Abastos.

El expediente municipal para la construcción de la Fuente pública y abrevadero del Campo de la Torre, data de 1861 siendo el proyecto del arquitecto José María Ortiz y la contratación de la obra a favor del maestro de obras Gregorio Trapote. Tras casi 160 años de vida e historia, revertir el progresivo deterioro constructivo de los materiales originales (granito, forja, fundición y bronces) y también mejorar el entorno del manantial para devolverle el estado funcional, ambiental y urbano adecuado a la calidad de este bien, junto con la recuperación de la traza original de posicionamiento de la desaparecida Torre medieval de Dª Urraca, constituyen el triple objetivo que se persigue con los trabajos de restauración de la Fonte da Torre, en el entorno inmediato del puente medieval de Bermaña. La rehabilitación contó con el dictamen favorable del Comité Asesor del Camino de Santiago y la aprobación de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural de la Xunta.

En paralelo se abrió otro frente de trabajo en el entorno inmediato de la fuente, aprovechando que es necesario, recuperar la cota de suelo original y la envolvente urbana más próxima. Dado que la fuente-abrevadero en su origen se implantó de manera muy próxima a la antigua Torre medieval de Dª Urraca, desmontada pocos años después, se usa la excavación como pretexto, para mediante un control arqueológico, intentar determinar la forma de implantación de la fachada norte de la antigua torre.

Así se procede a retirar el relleno de los años 90´s del s. XX hasta encontrar la cota de piso original dejando un espacio o ámbito de respeto y acceso suficientemente alejado para reconocer la naturaleza original del bien. La nueva marca desde la que se produce este vaciado así como su dirección son propuestas en relación a la antigua posición de la fachada de la Torre de Dª Urraca que le de la nombre a la propia fuente y al ámbito urbano inmediato. La posición de la fachada, el giro en la planta, es resultado del estudio y restitución fotogramétrica realizada enfrentando los datos físicos del levantamiento actual con el cruce de información de las antiguas imágenes y el antiguo caserío que todavía permanece al igual que la fuente. De este modo se puede trasladar a la planta el ángulo de giro y distancia al elemento actual dejando registro gráfico de la posición de este bien tan singular desaparecido de la trama urbana de Caldas de Reis en la década de 1880. Se usa el supuesto y aproximado ancho del muro de la desaparecida Torre de Dª Urraca para emplazar el desarrollo de los tres escalones de la escalera precisa para bajar a la cota original de acceso al abrevadero de la fuente en su cara sur.

Planimetría original

Buscar este rastro forma parte de una estrategia que este proyecto de restauración propone como lógica contemporánea, que al mismo tiempo que intenta buscar el pasado anterior al propio bien de 1861- la fuente- intenta rescatar la implantación original de un bien medieval, y justifica la acción de mejora de la envolvente del elemento a restaurar. Algo que nos lleva a pensar en los rastros, como los de los cimientos de la antigua capilla de Romchamp, para resituar y ser motor de las bases del nuevo proyecto de Le Corbusier, o como Alexandre Alves Costa y Sergio Fernández de Atelier 15 al proponer rescatar la expresión volumétrica de la antigua cimentación de la antigua muralla descubierta en el palleiro de S. Dámaso en Idanha A velha, Portugal recomponiendo simultáneamente tres momentos de la historia.

Cimientos de la antigua capilla de Romchamp

Obra: Restauración da Fonte da Torre.

Promotor: Concello de Caldas de Reis.

Localización: Caldas de Reis. Pontevedra Galicia. España

Autores: Luis Gil Pita – Cristina Nieto Peñamaria. ARQUITECTOS

Colaboradores: Mónica Balado (Aparejadora), Alberto Alonso Oro (arquitecto)

Constructor: Ramón Suárez – Obradoiro Compostela constructora / Renovatio Restauración –Forxa Chago herrero.

Fotógrafo: Roi Alonso- Roi Alonso fotografía de arquitectura.

Año: 2019

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail